lunes, 12 de noviembre de 2007

(nota al pie)

La sustancia taxemática destruye su sistema vital por sustituciones anáforicas y letradas. La sustancia es definible gramaticalmente como pronombre, en tanto -como clase letrada- está constituida por términos de rasgos no determinativos. Al decir de Máximo Bühler: “Los sustitutos difieren de las formas linguísticas comunes, como brazo, persona, estría o boca, debido al principio de taxema”. Estas formas linguísticas, en tanto –como clases de objetos- son llenadas por el sincretismo mimético de la dislalia. La fantasía de la forma flexiona en la corroboración lingüística que contienen las partes de los cuerpos díscolos. Esto permitiría especificar, en otro estudio más interiorizado sobre el tema, el concepto utilizado en el libro La intensidad del ser (Ibuprofano, 1983), donde su autor, el farmacéutico Pablo Polyester, contribuye a definir el origen del concepto de “cuerpo” explanándolo en nueve lenguas. Polyester, posteriormente, será defenestrado por la odontóloga Inés Zarrabeitia durante una desmotratio ad oculos de la deixis de la fantasía, en la que no cabría la solución sino la prevención. Esta deixis, de dónde adoptamos nuestras posturas científicas, sincretiza la insoportable levedad del ser en partes del cuerpo díscolo como [brazo], [persona], [estría] o [boca] y el agregado de [ojos]. De esta manera, las partes flexionarían en sinécdoque –[ojos]: “mirada”- con cualidades particulares que son de adueñarse de los sustitutos para describirlos hasta convertirlos en signos de constituyentes cuya relación es arbitraria por naturaleza. Es conocida la frase que previno la diseminación y resumió la desmentida: “¿Vos te llevás mis síntomas y a los dos meses te conozco de toda la vida?”. Se inició, entonces, el fin de la era dislocalista y se dio comienzo a la documentalista, por la cual los flemas tuberculosos de Bühler recuperaron el vigor de otros tiempos.

12 comentarios:

Anónimo dijo...

eh?
no entendi.

livio dijo...

Cuidado con la adjudicación ligera de títulos universitarios a personas que son de otras áreas.
Podrían acusarte de ejercicio ilegal de la literatura.

Ahí entraría yo como abogado a defenderte por unos cuantos morlacos.

Amalia Gieschen dijo...

Anonimo EM

Es poesìa, què querès entender?

Livio...De titulos universitarios me estoy encargando, por algo ando estudiando Gramàtica pa un final

Ojala me salga
Besos

Zaratustra dijo...

Qué bueno ver surgir de nuevo la palabra en el blog y en vos! Se nota que estos dos meses te han caído de maravilla!

livio dijo...

Seguro que sí ...
Pero si acaso reprobaras no me lo hagas saber,porque entonces ¿Que sería de nosotros los
neófitos?

Besos

Jorge Ampuero dijo...

Vaya sancocho dialéctico quemando de seguro los fuidos de toda cabecita con ideas sin peinar :)

Me inclino más por los empíricos de lo insondable. En buen plan.

Saludos...

livio dijo...

Contradiciendo mi anterior comment
¿Aprobaste gramática?

livio dijo...

Caramba...
Ojalá que el examen de gramática haya sido exitoso.

Amalia Gieschen dijo...

si, si, ya aprobé, me falta aprobar en otras materias de la vida nomás

Henley dijo...

tenes mas materias de vida aprobadas que unos cuantos.

Amalia Gieschen dijo...

si? quien me dice eso, quien sabe?

lamento no seguis postenado, cuando lo intento hacer se me cierra el explorer, vagancia no es

Henley dijo...

fijate el poema que te mande...
por eso el nick!!!

saludos desde la arena