jueves, 28 de diciembre de 2006

Mails fiesteros

asunto: SANTA TIJERITA

¡Salud, mes amis! ¡Feliz año nuevo y feliz año que pasó! Conmemoramos la circuncisión de Jesucristo Nuestro Señor y honramos su Santo Prepucio Mutilado. Es una época esta llena de emoción y reencuentro; reencuentro litúrgico con Dios, con Enero y con los seres que amamos. Tiempo de visitar a los amigos que no visitamos durante el año y de honrar a los parientes, esos que nos miran con cara de '¿otra vez Año Nuevo?'. Amémonos entonces, mes amis. Bailemos todos juntos. Abracémonos. Toquémosle el culo a un policía y si es posible saquémosle la billetera. No olviden ir preparando la hierba fresca para los camellos de los Reyes y los lillos para que armen. El reencuentro será vivo, intenso, especial. Un nuevo año comienza; llevemos en nuestros corazones la alegría de volver a estar juntos.
Matiu


asunto: INVENCION MARAVILLOSA

Estimados Amigos:

Sé que para alguno de ustedes la navidad no es tan importante, al menos en el sentido teológico. Para otros representa un asunto exclusivamente cultural. Celebramos la navidad porque el amigo o el vecino cree en ella. El amigo o el vecino también asume lo mismo y saca su botella de vino, aunque a veces responda más al valor que agrega el mercado y la publicidad. Actualmente respondemos más al colectivo imaginario de una costumbre que tiene sus raíces en el quehacer ortodoxo. Fuera de tanta desfachatez y absurdo, lo digo en el sentido camusiano, bien vale la pena celebrar la creencia de otros o lo que otros imaginan, me refiero a esta invención maravillosa que produce una sensación de lejanía en la humanidad. La nostalgia también viene en paquetes de regalos. De ahí que algunas personas adopten ese sentimentalismo que los ubica en el primer plano de su infancia, aquello que ya no regresa, ni siquiera en forma de bastoncillos dulces. En todo caso, cualquiera que sea su forma, la navidad siempre es buena para recordar (aunque sea una vez al año) a los amigos, sobre todo a los que están presente al inicio y siempre.

Mi aprecio para todos,
Francisco Ruiz Udiel

Ps. La próxima navidad ya no enviaré notas. Les voy a tener que cobrar el regalo. Por esta vez, se salvan.



Francisco Ruiz Udiel

1 comentario:

Matiu dijo...

Luke... yo soy tu madre...