lunes, 22 de septiembre de 2008

MODELO DE CONTRATO QUE FIRMABAN LAS MAESTRAS CON ELCONSEJO NACIONAL DE EDUCACION en el año 1923 en nuestro país.

CONSEJO NACIONAL DE EDUCACION CONTRATO DE MAESTRAS

AÑO 1923

'Este es un acuerdo entre la señorita..... .....maestra, y el Consejo deEducación y de la Escuela por el cual la señorita............ ......... ......... ...acuerda impartir clases por un período deocho meses a partir del......... ......... ....de 1923.

La señorita acuerda:

1* - No casarse. Este contrato quedará automáticamente anulado y sin efectosi la maestra se casa.

2* - No andar en compañía de hombres.

3* - Estar en su casa entre las ocho de la tarde y las seis de la mañana, amenos que sea para atender una función escolar.

4* - No pasearse por las heladerías del centro de la ciudad.

5* - No abandonar la ciudad bajo ningún concepto sin el permiso delpresidente del Consejo de Delegados.

6* - No fumar cigarrillos. Este contrato quedará automáticamente anulado ysin efecto si se encontrara a la maestra fumando.

7* - No beber cerveza, vino, ni whisky. Este contrato quedaráautomáticamente anulado y sin efecto si se encontrara a la maestra bebiendo.

8* - No viajar en ningún coche o automóvil con ningún hombre excepto suhermano o su padre.

9* - No vestir ropas de colores brillantes.

10* - No teñirse el pelo.

11* - Usar al menos dos enaguas

12* - No usar vestidos que queden a más de cinco centímetros por encima delos tobillos.

13* - Mantener limpia el aula.:

a) Barrer el suelo del aula al menos una vez al dia.

b) Fregar el suelo del aula al menos una vez por semana con agua
caliente yjabón

c) Encender el fuego a las siete, de modo que la habitación esté
caliente alas ocho cuando lleguen los niños.

d) Limpiar la pizarra una vez al día.

l4* - No usar polvos faciales, no maquillarse ni pintarse los labios.


Fuente: 'La Revista del Consejo Nacional de la Mujer' Año 4, Nro. 12. marzo1999. Buenos Aires

jueves, 18 de septiembre de 2008

PALABRAS DE CLEMENTE PADÍN PARA EL Encuentro de Poesía Experimental “Amanda Berenguer”

Lo nuevo necesita de nuevos conceptos para ser definido y asumido como saber de la realidad en tanto se extrae del caos o del no ser. Esos nuevos conceptos hay que crearlos ya que, aunque preexisten en los objetos, se desconocen hasta ese momento. Sólo existen socialmente cuando son nombrados, es decir, cuando adquieren un formato de palabra que representa aquel correlato objetual descubierto.

Así el énfasis de la poesía experimental en escudriñar los vericuetos de esa tierra de nadie que bordea el ser del no-ser, el orden del caos, jugando a la filosofía o a la ciencia o a sí misma, intentado ampliar el escenario en donde los valores logren su segura expresión simbólica a la luz de su propio tiempo y a la altura del avance tecnológico logrado hasta este momento.

Por ello se dice que todo arte debe ser experimental en sí mismo, es decir, experimental en relación a su lenguaje. No podría ser genuina sino cuestiona y perturba el lenguaje que emplea, llegando, en casos extremos, a producir nuevos códigos de relación entre sus signos, muy lejos de los habituales o vigentes. No sólo en la expresión de los lenguajes, sino también en la manera en que son expresados esos contenidos. El amor (contenido) es y será el mismo en todos los tiempos y en todos los lugares. Sin embargo, en cada tiempo y en cada espacio, encuentra maneras diversas de ser enunciado, de tal manera que siempre se nos aparece como luminoso y fresco al entendimiento y ello es posible por la forma de expresión. Por ello, Ezra Pound, nos decía que la poesía “es forma cargada de sentido en último grado”.

Primero, gracias a Pierce, descubrimos la misma unidad supraestructural para todos los lenguajes: las mismas leyes, procesos, estructuras, funcionalidad de los signos, soportes, ruido, etc. Luego, el establecimiento y necesidad de la actividad experimental a nivel de los lenguajes para examinar sus posibilidades expresivas y su grado de competencia a la hora de conceptuar lo desconocido. No se pueden separar las áreas de la actividad humana en compartimentos estancos, son interinfluyentes. No sólo como instrumento de conocimiento sino como instrumento de cambio, lo nuevo, lo recién descubierto y nombrado, exige su lugar bajo el sol y suplanta y sepulta lo perimido en los repertorios del saber social, provocando cambios irreversibles en todas las áreas del conocimiento, exigiendo nuevas conductas adecuadas a la nueva realidad (ampliada). Por ello la existencia de la actitud experimentalista en las artes, en la ciencia, en la poesía, aun en la poesía versificada.

Difícilmente se hubiera concretado algún avance en el conocimiento o expresado algún nuevo sentimiento o emoción si no buceáramos en las aguas del infinito buscando la nueva expresión (parodiando a Baudelaire). Necesariamente, tenemos que valernos de las formas conocidas para explicar las nuevas. Incluso sólo podemos describir los sectores de lo desconocido que
limitan con lo conocido, no lo desconocido excesivamente alejado de lo que sabemos. La novela de ciencia-ficción perfecta no existirá nunca pues no podría ser comprendida, a veces será necesario que ondeen cintas de colores para que el viento se perciba, es decir, las señales deberán tener un referente para poder adosarle un designado. Las formas visuales que parece inaugurar Mallarmé siempre han existido en la literatura. Siempre han existido ancladas en la dimensión visual del lenguaje, no sólo porque la direccionalidad de la escritura antigua hoy día nos parezcan conscientes y deliberadas formas expresivas sino porque, desde temprano, el recurso de la reiteración o redundancia para asegurar la comunicación se ha concretado en esas formas visuales que relevan y refuerzan el sentido de la expresión lingüística, los llamados poemas de figuras o carmina figurata.

Realmente, Mallarmé inaugura la conjunción de recursos que, hasta ese momento, permanecían separados: las formas visuales que impuso a los textos en “Un Coup de...” asignaban un plus de información imposible de ser trasmitido verbalmente (mejor dicho, hubiera podido hacerlo pero a condición de llenar páginas y páginas de textos en códigos vigentes, lo que hubiera barrido con la poesía). El predominio de la cultura escrita nos hizo olvidar aquel origen que el Modernismo nos devuelve a través del ingente incremento de la producción volcada al campo de la información visual. Mallarmé aplica en su libro el modelo periodístico de señalar y resaltar los títulos de las notas en un intento por llamar la atención sobre su índole y su importancia. Así, inaugura el papel primordial del espacio y la visualidad en la poesía de los nuevos tiempos, la integración de lo visual y lo verbal en el poema y, eventualmente, de lo fónico (si el poema fuera leído) o de lo digital (si el poema fuera animado o multimediático).

Ninguna esfera o dimensión del lenguaje pudo quedar fuera en esos textos llamados poemas, ni siquiera la dimensión escénica (o performática). Ni siquiera los soportes ya que, por su condición de continuum del área de la expresión, son inseparables a nivel del contenido. Cada nuevo canal suma nuevas posibilidades expresivas y abre el campo para el ingreso de los nuevos conocimientos. Ni la más humilde comunicación dejará de teñirse con los atributos de los nuevos soportes, menos la poesía. De allí la necesidad de experimentar con sus posibilidades de expresión a los efectos de aislar la mejor forma de acuerdo al sentido deseado sin dejar de lado ningún aspecto, ni dimensión significante sin explorar. La propia lectura del desarrollo de las formas nos indica el avance: primera, del poema de figuras en donde lo visual se asume como asistencial con respeto a lo verbal (desde el s. III a.c. hasta fines del s.XIX con Mallarmé); segundo, como forma expresiva en sí misma conjuntada a las formas verbales (s. XX) y, ahora, con una fuerte tendencia de las formas visuales a independizarse y a subordinar a sus antiguas patronas, lo verbal o lo fónico, a su carro triunfal.


Clemente Padín.
Montevideo, 2008.

miércoles, 17 de septiembre de 2008

TALLER DE TEATRO CREATIVO PARA ADULTOS

Edad: a partir de los 18 Años

Vacantes: 20


Costo: $80 por mes


Docente: Lucas Merayo


Primera Clase de Prueba GRATIS


Duración: 2 horas



  • Día: Jueves, 20 - 22 hs.Dirección: Sarmiento 1495 (Esquina Paraná) Capital Federal - Bs. As. - Argentina
  • Día: Viernes, 19:30 - 21:30hsDirección: Corrientes 1785 1° "B" (Esquina Callao) Estudio Bayres
  • Día: Sábados, 13 - 15 hs.Dirección: Corrientes 1785 1° "B"(Esquina Callao) Estudio Bayres
  • Día: Sábados, 17 - 19 hs.Dirección: Corrientes 1785 1° "B"(Esquina Callao) Estudio Bayres


    ¡RESERVÁ TU LUGAR!

A quién va dirigido el taller:La mayoría del tiempo estamos sumergidos en nuestros trabajos, nuestras obligaciones… lo que tenemos que hacer.Por el ritmo de los tiempos que corren, somos nosotros los que siempre estamos corriendo.Al parecer pocas son las veces que nos acordamos de nosotros.Nuestra propuesta es un válvula d escape que descomprime nuestras estructuras y nos prepara para crear siendo nosotros mismos.Trabajamos con personajes, escenas y situaciones Fortalecemos la atención, la observación, la concentración, la desinhibición y la integración.
Contenidos:
La clase se divide en 2 partes:
La primera parte apunta a lograr que el alumno este disponible para el trabajo.Por medio de estímulos musicales, comenzamos con ejercicios de entrada en calor y asociación libre que fomenten la desinhibición y la atención. Luego con ejercicios de relajación, estimulamos la imaginación y la sensorialidad.El objetivo central de la primer parte de la clase es lograr el contexto y la atención del alumno para comenzar a trabajar en forma creativa.
La segunda parte está centrada en el trabajo de la improvisación con y sin texto.Por medio de juegos dramáticos, el alumno aprenderá a crear situaciones de ficción y descubrirse en diversas facetas, experimentando no sólo la creación de situaciones sino la creación de personajes.Aprendemos arriba y abajo del escenario. Después de cada trabajo los alumnos que oficiaron de público hacen la devolución verbal de lo que vieron trabajando en escena a sus compañeros, después se intercambian los roles. De esta manera, a la intervención cotidiana del docente, se suma la valiosa apreciación del alumno, generando así un espacio de opinión, integración y aprendizaje.

Lo transitado durante las clases formará parte de la Muestra de Fin de Año, que se hará en nuestro espacio con todo el contenido y desarrollo de un trabajo profesional.
Hacemos dos funciones para que nadie quede afuera.
Finaliza en Diciembre 2008

http://www.teatrocreativo.com.ar/

lunes, 15 de septiembre de 2008

Respuesta

En las estrías de tu espalda
los poros quemados
persisten en su influencia
y la pasión salta con su aura
hasta desflorar el desprecio
hasta desflorar
Tu confusión estremece lo inconcluso
desordena la espera
desordena la vocación
desordena
lo que separa en el pecho
Amígdalas y lágrimas no entienden

domingo, 14 de septiembre de 2008

MÁS FOTOS DEMOCRACIA 1984

"Nos interesa la síntesis que reduce el vasto de posibilidades a gestos que se integran al mundo pero que condensan una fuerza capaz de destruir cualquier realidad."

Cuarteto Prozac, en www.ceronocero.blogspot.com


























Los performers son: Manuel Barrios (camisa blanca y tiradores), Andrés Vico (traje con saco abierto) y Leandro Vieira (traje con saco cerrado). Fotos: Clemente Padín.



sábado, 6 de septiembre de 2008

LIBROS PARA LOS MÁS CHIQUITOS




Agustín es el protagonista de toda la colección "El libro de Agustín" (Editorial Yacaré Overo), destinada a los más pequeños (no-lectores y los que se inician en la lectura). Para ellos el mundo gira alrededor de lo cotidiano y familiar y es por eso que Diana Ostrovsky, la autora, con gran sensibilidad y conocimiento de esta etapa de la infancia, plasma en una breve y sencilla historia, dentro de un entorno conocido, el tema del respeto por la naturaleza. Agustín ve una iguana y no se plantea para qué sirve ese animalito. Para él, la iguana merece la misma consideración que cualquiera de los animales domésticos que lo rodean y decide proteger con su silencio la vida de la pequeña e insignificante iguana. Agustín siente que todos los demás animales agradecen su decisión de guardar "el secreto de la iguana" y se siente satisfecho con esta complicidad.Perdidos en la playa es otro de los títulos de esta colección, pero a diferencia de El secreto de la iguana, en este cuento Diana Ostrovsky introduce la fantasía dentro de la realidad.La familia de Agustín veranea en una playa con todas las características de cualquier playa. Agustín se aburre viendo a su hermana Faustina y a prima Micaela jugar con las muñecas y, entonces, decide recorrer la playa. Así, mientras junta caracolitos y restos de moluscos, se aleja demasiado y se pierde en una zona desierta donde vive (o cree vivir) una aventura con piratas. Pronto se agregan las dos niñas.El final queda abierto a la imaginación del lector, ya que los adultos no creen la historia que cuentan los niños, pero sin embargo, Faustina luce un collarcito que los papás elogian sin poder saber su procedencia.


Raquel M. Barthe
http://usuarios.sion.com/mangrullo/mangrullo98.html#a2



Ilustraciones: Julieta Vitali

martes, 2 de septiembre de 2008

Arte dramático

Por Susy Shock *


Siempre llueve en los finales del corazón, ese rancio modo que tiene la temperatura de telenovelizarlo todo, esa película mojada de despedida. Y mi primer amor tuvo eso, un nacer casual y el final merecido de despedida bajo agua.
Corrían los ‘80, cuando tímida mi alma correteó sus primeros trajines bajo el amparo canecalon de Susy, esa que soy hoy y que empezó su viaje de ida sin freno, rumbo a la definitiva recreación en pleno regreso democrático, con los australes y Batato Barea de protagonistas, subida por primera vez a este vértigo de taco aguja corrí a ver a Los Macocos en el viejo Rojas, y allí lo vi, en la larga fila de espectadores. Me miró y me convidó a lo fugitivo en un disparo, por eso nunca entramos al Rojas, aunque sí terminamos en un teatro, pero no en sus butacas de dramaturgias y personajes, sino en el baño vacío y amplio del San Martín a donde me probé la resistencia de mi pecho liso a su peludo pecho verdadero y me aprendí de pura gula el sabor del varón en todo su largo encanto, recibiendo el bautismo alado de nuestras lenguas de locomotor, así, primeriza tejedora, me dejé inmensamente enamorar, como sólo una loca sabe sentir, aunque nunca supiera su dirección, su apellido ni su historia, sólo ese ir y venir de citas furtivas y callejeras, a veces en un cine, a veces en el antiguo baño de La Paz, siempre huyendo, esperando en esquinas despejadas de gente, “este martes a las cinco”, “mañana pero a las tres”, asumiendo las señas y los guiños como amorosa dialéctica, tratando de descifrar, desesperada, la clave de la ninguneada ternura, esa que no tuvo voz para decir mi nombre en voz alta. Por eso, cuando me cansó la historia alcantarilla, sólo atiné a citarlo en plena plaza Miserere, para decirle “así no más”, arrebatándole el beso público de despedida, ese que todavía vuela en su labio de civil avergonzamiento, parado entre la mirada de los evangelistas, los puesteros de panchos, los colectivos repletos y esa lluvia que mientras corría no me paraba de desmaquillar.



* Poeta trans. Actriz de Las Noches Bizarras.